Terapia Ocupacional en la tercera edad

El envejecimiento es una situación biológica normal que se produce dentro de un proceso dinámico, progresivo, complejo y variado, que difiere en la forma en cómo afecta a las distintas personas e incluso a los diferentes órganos.

Existen situaciones que pueden producir un empeoramiento de la capacidad funcional orgánica del anciano:

— Ciertos medicamentos.

— Enfermedades.

— Cambios de vida significativos.

— Aumento súbito de las demandas físicas. 

Algunas de las alteraciones más comunes son la Enfermedad de Alzheimer, el Párkinson, Artritis, Artrosis, disfunciones sensoriales, deterioro cognitivo, síntomas de tristeza y/o depresión...

Dependiendo de la causa, algunos de sus síntomas pueden ser reversibles gracias a la neuroplasticidad.

Los síntomas más frecuentes son:

Cambios cognitivos y psicomotrices

  • Pérdida de la memoria

  • Dificultad para  encontrar las palabras

  • Confusión, desorientación espacial y temporal

  • Dificultad para razonar y resolver problemas

  • Dificultad para planificar y organizar

  • Dificultad con la coordinación y las funciones motoras

Cambios psicológicos

  • Cambios en la personalidad

  • Depresión, ansiedad y/o paranoia

  • Comportamiento inapropiado

  • Agitación​

Tratamiento de Terapia Ocupacional​

Se trabaja la autonomía personal mediante el entrenamiento de las funciones deterioradas en la persona y el mantenimiento de las funciones conservadas. 

Creamos material totalmente personalizado para trabajar cada componente de desempeño. 

Los objetivos de tratamiento los marcan el usuario y la familia, los cuales han de participar activamente guiados siempre por su terapeuta. La comunicación con la familia es crucial y constante.  

 

Empleamos los métodos que más se adecúen a la persona y las actividades que más le motiven, entre las cuales se incluyen:

 

  • Arteterapia

  • Musicoterapia

  • Entrenamiento en AVD (productividad, ocio y autocuidado)

  • Estimulación cognitiva

  • Estimulación psicomotriz